dissabte, 8 de juliol de 2017

El negocio del ‘bien comun’ o cómo hacer rentables unas zapatillas para leprosos

El negocio del ‘bien comun’ o cómo hacer rentables unas zapatillas para leprosos

Siempre estuvieron marginados, llegaron a ser repudiados y hoy el olvido les cubre por completo. Pero siguen ahí, intentando hacer frente a todo ello prácticamente solos. Cada año cerca de 200.000 personas se suman a ese terrible submundo en el que se ha convertido la lepra. La realidad en India o en Filipinas se repite. A los leprosos no se les mira, no se les escucha, no se les tiene en cuenta. La causa es social pero también económica: globalmente son pocos, económicamente no dan réditos y socialmente incomodan.
Pese a ello la dura fotografía empieza a dar destellos de que el silogismo está equivocado, que lo leprosos no sólo merecen el apoyo y la solidaridad social como cualquier otro colectivo, sino que incluso en términos meramente económicos pueden llegar a ser un cliente rentable: socialmente rentables, medioambietalmente sostenibles y económicamente interesante. La prueba del algodón la están dando un grupo de asesores vascos procedentes del ámbito de la estrategia empresarial, de la Calidad y del medio ambiente que hastiados de tratar con empresas obsesionadas exclusivamente con la rentabilidad económica a cualquier precio apostaron por demostrar que la secuencia que dibuja el balance de una empresa puede cambiar en beneficio de todos.
Para ello crearon la cooperativa ‘Bikonsulting’ en 2013. La pieza clave que introdujeron como suelo desde el que cimentar otro modelo de empresa fue el concepto de “bien común”. Debía inspirar las decisiones de los despachos de cualquier gran empresa en su toma de decisiones. El bien común de las personas y el de las sociedades, incluso el del entorno natural. Hacerlo no tenía por qué suponer renunciar a otro de los objetivos de cualquier empresa: los beneficios. Pero hacerlo no suponía apostar por el afán de lucro sino por otro valores como la igualdad, la solidaridad o la dignidad humana.
‘Bikonsulting’ nació en 2013 con el reto de cimentar el suelo y rentabilidad de la empresa desde el concepto del “bien común”.
La fórmula que Bikonsulting defiende está compuesta por hasta 70 variables convertidas en una larga lista de valores como la justicia social, la solidaridad, la dignidad humana, el empleo o la movilidad que determinan la toma de decisiones. Y se propusieron demostrar que apostar por el bien común es posible y que puede ser rentable.
El aliado esperaba en la India, en Mumbai, donde una pequeña ONG, Alert India, trabajaba volcada en un humilde taller de calzado que a duras penas lograba producir calzado adaptado a personas con lepra. Bikonsulting, en coordinación con la ONG Anesvad, que cuenta con proyectos de apoyo a enfermos de lepra desde hace años, impulsaron el proyecto ‘Mobby’ que ya ha comenzado a revolucionar la pequeña zapatería de Mumbai.

Beneficios económicos y sociales

El pequeño taller de Mubby produce ya alrededor de 2.000 zapatos adaptados y personalizados para enfermos de lepra. El reto es seguir creciendo hasta convertirla en una gran fábrica con mayor capacidad de producción “sostenible” y que sirva al mismo tiempo como soporte de integración social y laboral para cientos de enfermos de lepra. “Claro que el objetivo es ser rentable, la empresa debe serlo para poder continuar con la labor social que se ha propuesto. La diferencia es que esa rentabilidad a su vez repercute en la comunidad. Eso requiere seguir unos procedimientos y mecanismos diferentes a los habituales”, asegura Ivan Del Caz, socio fundador de Bikonsulting.
Con ‘Mobby’ aspiran a cubrir una carencia evidente en una región con un gran número de enfermos de lepra: “La mayoría está excluida y su situación social es mala. A ello se suma que carecen de recursos y por tanto ninguna empresa se plantea cubrir esa demanda de calzado adaptado”. Del Caz asegura que la necesidad es evidente, “muchos caminan descalzos y con las heridas que tienen las infecciones son comunes, además de que todo ello limite su movilidad”.
La empresa debe ser rentable para poder continuar con la labor social que se ha propuesto. La diferencia es que esa rentabilidad a su vez repercute en la comunidad
El taller que gracias a Alert India, Anesvad y Bikonsulting funciona ahora en Mumbai emplea material reciclado, neumático de avión, para diseñar el calzado, “es más acolchado y adaptable y que además se puede reciclar”.


Hoy por hoy la lepra es crónica pero se puede tratar y mitigar mucho su efecto. Se incuba de modo lento y sus síntomas pueden no aparecer hasta los 20 años. Cuando brota puede hacerlo con virulencia en la piel, en los nervios periféricos, con especial incidencia en los pies, los ojos, las manos y las mucosas de las vías respiratorias. En muchos casos provoca severas deformaciones en las extremidades desfigurando a quien la padece y limitando su movilidad.
En ‘Mobby’ a los clientes se les cobra el calzado en función de su nivel de renta; gratuito para quienes no tiene recursos y precios ajustados para quienes pueden hacer frente al menos parcialmente a su coste. Una de las vías para costear su financiación tiene el eje en España. En los próximos días el proyecto ‘Mobby’ comercializará un millar de chanclas de verano en nuestro país, a razón de 20 euros el par y con la compra se estará subvencionando otro par de zapatos adaptados para un enfermo de lepra, “de esta forma vamos a beneficia r a 1.000 personas”.
Chanclas a 20 euros en España para financiar un millar de zapatos adaptados para enfermos de lepra en India
“Si algo tiene este proyecto es que te pone los pelos de punta”, señala Iván, “es algo hecho muy desde el corazón”, asegura. Destaca cómo con apuestas de este tipo los resultados van mucho más allá de los que puede reflejar un frío balance de empresa: “Ellos están muy agradecidos, en realidad lo están sólo con que hables con ellos. El proyecto va muchos más allá de hacer calzado, queremos ayudarles a integrase en la fábrica, a que los beneficios que reporte esta empresa se traduzca en beneficios en términos de salud, higiene, medicamentos o concienciación para la comunidad en la que viven”.

https://www.elindependiente.com/futuro/2017/07/07/el-negocio-del-bien-comun-o-como-hacer-rentables-unas-zapatillas-para-leprosos/?utm_source=share_buttons&utm_medium=twitter&utm_campaign=social_share

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada